Desconecte lanza "Corriente alterna" en plataformas musicales.

  • La banda prepara su próxima presentación en el Centro Nacional de las Artes el 13 de octubre.

 

A veces se dice que un buen disco es aquél que encuentra un sonido en común. Casi una sucesión de lo mismo, que de alguna forma u otra, logra conectar con el escucha. Y es así como el género desempeña algo fundamental. Un disco de metal, un disco de blues, un disco de jazz. ¿Qué pasa entonces cuando un buen disco deambula entre géneros, poniendo a la instrumentación como el hilo conductor de lo que se está escuchando?

Desconecte es el resultado de lo anterior. Te puedes encontrar una canción de rock, y también te puedes encontrar una canción de salsa. Con Corriente Alterna, la banda que ya lleva a cuestas varios años de experiencia logra algo que muchísimas experimentadas todavía no han logrado: definir una esencia. Una identidad. El ser capaz de encontrar la cohesión pertinente en un trabajo instrumental y que con sus ritmos cambiantes sonrojarían hasta a los músicos más metamórficos, los que se camuflan bien aprovechándose de su mejor recurso.

¿Cuál es el mejor recurso de Desconecte? Puede que sea su versatilidad. Pero también puede que sea su interpretación. Un ensamble conformado por dos violines, chelo y percusión, todos procesados electroacústicamente, suena como algo osado. Para muchos complicado.

Tal vez ése es el mejor recurso de Desconecte, el no sonar alienados, sino más bien acoplados a los gustos musicales, a ese pasaje de tu vida que necesita musicalización. A las noches estudiando para no reprobar el semestre, o cuando quieres rebasar a un coche por delante sintiéndote en un videojuego de Súper Nintendo. O la cena que requería un toque mágico para que todo saliera a pedir de boca. Desconecte abarca un panorama para todos, y aunque probablemente no sea la panacea musical de una nación con demasiados altibajos, al menos, por momentos, pareciera que sí.